Principales problemas a los que se enfrentan los autónomos

 

Infoautónomos ha recopilado aquellas cuestiones que concentran las dificultades y problemas de la gestión y vida del autónomo, reduciendo tanto su competitividad empresarial como su calidad de vida. La mejora de la situación de los autónomos pasa por actuar sobre todas estas cuestiones.


 El autónomo se enfrenta a una serie de problemas comunes a los de muchas microempresas y algunas pymes, problemas que en su caso se ven agravados por su mayor aislamiento y su menor acceso a recursos financieros, humanos y técnicos.

Todo ello lastra su competitividad y en muchos casos les exige la realización de un sobresfuerzo para mantenerse a flote.

Por ámbitos funcionales los principales problemas comunes a todos los colectivos de autónomos son:


· Financiación: mayor dificultad para conseguir financiación bancaria debido a las exigencias de avales y al limitado patrimonio personal de muchos autónomos. Además existe un cierto desconocimiento sobre cómo negociar con los bancos, todo lo cual contribuye a que las condiciones obtenidas sean peores, es decir, que la financiación bancaria les sale más cara.


· Morosidad: los elevados plazos de pago de los clientes, especialmente de la Administración, suponen un problema añadido dada la mayor dificultad del autónomo para conseguir financiación a corto plazo.


· Competitividad y calidad de vida: al obtener resultados menores que muchos de sus competidores de mayor tamaño, el autónomo se ve obligado a reducir sus ingresos o a incrementar sus horas de trabajo.


· Formación: mayor dificultad para reciclarse profesionalmente debido a la falta de tiempo, de información y a la imposibilidad de ausentarse de su negocio. Lo que repercute negativamente en su capacidad de gestión e innovación. Además utilizan en menor medida los programas de formación continua para su personal.


· Nuevas tecnologías: bajo nivel de implantación de las nuevas tecnologías debido a la falta de conocimientos y de recursos financieros. Todo ello reduce su capacidad de innovación y su competitividad.


· Calidad: menor nivel de implantación de la filosofía de calidad en sus negocios, así como de certificaciones. Contribuye a ello la falta de formación específica y la nula capacidad inversora.


· Recursos humanos: mayor dificultad para crear puestos de trabajo estables y realizar contratos de trabajo a largo plazo. En algunos sectores como la hostelería resulta complicado encontrar personal bien cualificado.


· Inmobiliarios: los altos precios del mercado inmobiliario, especialmente en el centro de las ciudades, en las grandes vías comerciales y en los centros comerciales, dificultan el acceso de los autónomos a ubicaciones verdaderamente competitivas.


· Protección social: menor nivel de protección en comparación con los trabajadores por cuenta ajena (régimen general de la seguridad social), lo que reduce el atractivo de ser autónomo. Lo que se agrava por el hecho de que la mayoría de autónomos opta por la cotización mínima.


· Conciliación: jornadas laborales más largas y traslado de las preocupaciones laborales al hogar, lo que dificulta la conciliación de la vida profesional y personal.


· Soledad: bajo nivel de asociacionismo empresarial y participación en redes.


· Imagen social: a pesar de su importancia para el funcionamiento socioeconómico, el autónomo no está adecuadamente valorado por la sociedad.


· Aspectos administrativos: vinculados a las ordenanzas y normativas locales: aparcamiento, carga y descarga, horarios de apertura, licencias de obras, licencias de apertura, normativa de ruidos, etc.

 

Fuente......................

 

Interesante Web sobre Temas AUTONOMOS..............


   VISITALA, MERECE LA PENA