Si ingresas menos IVA, haz la complementaria

 

¿Te has dado cuenta de que has ingresado menos IVA del que correspondía y ahora no sabes si declarar dicho IVA en el segundo trimestre o presentar una complementaria de la primera declaración? En e-autónomos te contamos cómo debes actuar para evitarte los mayores problemas posibles.

 

Por tanto, si has declarado menos IVA del que correspondía en un trimestre, y lo que quieres es arreglar el asunto antes de que Hacienda te meta en problemas, hay dos opciones posibles:

  1. Presentar una declaración complementaria del IVA del primer trimestre.
  2. Esperar e incluir dicho IVA en la declaración del segundo trimestre.

Pero no las dos son igual de correctas. Lo mejor que puedes hacer para estos casos es presentar una declaración complementaria e ingresar la deuda dentro de la declaración del trimestre que corresponde, puesto que aunque Hacienda puede que no lo detecte, en caso de hacerlo en un trimestre posterior, de hacerlo, las penalizaciones económicas serán mayores.

 

Si finalmente optas por hacerlo en una declaración posterior hacienda te podrá penalizar con la misma dureza que a una empresa que no haya ingresado la deuda, ya que cada declaración es independiente de las demás. La sanción podrá ser de un mínimo del 50% y un máximo del 150% del importe ingresado de forma irregular más los intereses de demora generados entre la fecha en que debió hacerse el ingreso y la fecha en que Éste tuvo lugar.

 

Pero como ya hemos dicho, nosotros te aconsejamos que presentes la complementaria. Con esta declaración, e ingresando la deuda tributaria, la penalización a la que tendrás que hacer frente es mucho menor, aplicando Hacienda un recargo en función del retraso incurrido, oscilando entre el 5% y el 20% más intereses. Y aún es más, este recargo puede también ser reducido en un 25% si se ingresa dentro del plazo establecido por Hacienda para hacer el mismo.