Solicita el coste de las garantías

¿Has interpuesto un recurso contra una liquidación tributaria y has conseguido que se anulara el acto? Es en este momento cuando debes solicitar el coste de las garantías para recuperarlas, a continuación te contamos los requisitos necesarios para ello.

 

Si interpones un recurso contra una liquidación tributaria no se suspende la actuación recaudatoria, para hacer esto es necesario aportar aval bancario u otra garantía para cubrir el importe de la deuda que se reclama, los intereses de demora y los posibles recargos. Resulta entonces que si el acto acaba siendo anulado tendrás derecho a que Hacienda te reembolse el coste que te haya ocasionado esta aportación de las garantías, incluidas las comisiones de formalización, mantenimiento y cancelación en caso de ser mediante aval y gastos derivados de notario y registro, o ligados directamente a la constitución y cancelación de la garantía, así como los costes de tasación, en caso de tratarse de prenda o hipoteca. Pero para que te concedan este reembolso debes cumplir una serie de requisitos:

 

1º. La resolución que anula el acto ha de ser firme. Esto quiere decir que han transcurrido todos los plazos para interponer recursos y esto no se ha hecho, y además en casos de sentencias, que el secretario judicial haya expedido una certificación declarándola firme.

 

2º. Los importes han de estar acreditados. Se deberá acreditar el importe de los gastos incurridos, si bien Hacienda no te reembolsará el coste de las garantías que no hayan sido admitidas y tampoco otros gastos que hayas estado obligado a pagar.

 

3º. Plazo. Debes presentar la solicitud, una vez adquirida esta firmeza, en el plazo de 4 años siguientes a la resolución, pues pasado ese tiempo el derecho prescribirá. Además a Hacienda se le conceden 6 meses para resolver, y en caso de que la administración no diga nada, el silencio se considerará negativo siendo la solicitud desestimada, pudiendo aquí interponer otro recurso contra esa desestimación tácita.