Reclamar los gastos por impagados

Si el banco te carga un impagado en cuenta, éste añade un montón de gastos adicionales, ¿sabes que puedes reclamárselos a tu cliente? En e-autónomos te lo contamos.


Podrás reclamar los gastos ocasionados por la devolución (comisión bancaria, los gastos de protesto, etc), siempre que los justifiques. Aunque eso sí, para deudas algo elevadas, superiores a 30.000 euros, los gastos que reclames no pueden superar el 15% del principal. Para las demás, el máximo será el del importe de la deuda.


También podrás reclamar los intereses por los días que se demore el cobro. Para ello, deberás aplicar el tipo que hayas pactado con tu cliente o, si no lo has hecho, el tipo que esté vigente en el semestre en que se produzca el impago, actualmente en este semestre es del 8,25%.

 

Poniendo un ejemplo:

Si tu impagado son 100.000 euros y los gastos de devolución han sido 2.000 euros, si tu cliente te paga 30 días después del vencimiento, podrás reclamarle hasta 678,08 euros más por intereses. Siendo un total de 2.678,08 euros lo que podrás reclamar. La operación sería:


100.000 x 8,25% / 360 x 30 días = 678,08 + 2000 = 2.678,08 euros


Para reclamar estas cantidades deberás incluirlas en un documento que recoja los cálculos y donde se comunique al deudor que debe pagarlos, con lo que no es necesario emitir ninguna factura ni rectificar la actual. Aunque es posible que tu cliente te ponga pegas, con lo que si quieres puedes emitir una factura incluyendo estos conceptos pero no repercutiendo IVA por estas cantidades.


Por último, hay que mencionar también los daños y perjuicios. Y es que también éstos podrán reclamarse, por ejemplo, si has tenido que pedir financiación por culpa del cliente que no te ha pagado y el coste ha sido superior a los intereses de demora que has podido reclamar. De todas formas, acreditar estos daños suele ser difícil y normalmente hay que llegar a los tribunales, por lo que para poder exigirlos con garantías de éxito hay que asegurarse de que son acreditables y consecuencia del impago.


¿Alguna vez te has encontrado en esta situación? Cuéntanos tu caso.